Cuidados Posquirúrgicos

Una vez terminada la mamoplastia de aumento, los cuidados posquirúrgicos irán orientados a preservar los implantes mamarios y a evitar que el organismo los rechace. Después de la cirugía de aumento de pecho, tu cirujano te recomendará utilizar una faja de compresión ligera o sujetadores resistentes.

La cirugía de aumento de senos requiere que la paciente participe activamente en los cuidados postoperatorio, para obtener los mejores resultados posibles. Por ejemplo, el cirujano estético indicará que se realicen masajes especiales en los senos para evitar que la cápsula que contiene el implante se contraiga. Los médicos te indicarán como hacer los masajes, que empezarán pasadas las 48 horas que siguen a la cirugía. Además y para proteger los implantes mamarios, tu doctor te recomendará que no hagas esfuerzos innecesario o que no conduzcas un vehículo por lo menos durante las siguientes dos semanas.

Los primeros días que siguen a la operación de mamoplastia de aumento, tu cirujano te aconsejará dormir boca arriba, con la cabeza ligeramente elevada, evitando las posiciones laterales. Igualmente te pedirá que no muevas los brazos de manera brusca y que no te expongas ni al sol ni al agua clorada por lo menos los siguintes 15 días.

También debes saber que los implantes mamarios no duran toda la vida y es posible que en algún momento en el futuro, necesites otra cirugía para reemplazar los implantes que ya tienes. La experiencia de cada mujer es diferente, pero en promedio, los implantes mamarios duran entre los 10 y los15 años. La cirugía de reposición de implantes es relativamente sencilla y requiere menos tiempo de recuperación que la cirugía inicial. Si en algún momento decidieras o quisieras quitarte los implantes, tus senos no volverían a tener el aspecto que tenían antes de la primera implantación.