Antes de la Cirugía de Aumento de Mamas

Antes de la operación de aumento de mamas y en la primera consulta con el cirujano estético, tendrás tiempo y deberás consultar y discutir con el médico acerca de tus preferencias sobre el tamaño de las prótesis, los cuidados posquirúrgicos y las expectativas reales que puedes alcanzar con la cirugía de aumento de mamas. En la mamoplastia de aumento, es muy importante la elección de los implantes. El cirujano deberá describir las posibles técnicas quirúrgicas para colocarlos y quién te mostrará las muestras y te recomendará los implantes de mamas más acordes a tu caso.

El cirujano podrá tomar fotografías que después utilizará para comparar con los resultados finales de la intervención. El cirujano también podrá indicarte que realices pruebas de laboratorio y una mamografía de base antes de someterte a la cirugía. Si eres fumadora, tendrás que dejar de hacerlo por lo menos de cuatro a seis semanas antes de la cirugía. El profesional prohibirá que consumas cualquier tipo de medicamentos, sobre todo la aspirina, que puede aumentar el riesgo de hemorragia durante la cirugía de aumento de mamas.

Antes de decidirte por una mamoplastia de aumento ten en cuenta algunos factores importantes:

Los implantes mamarios no son para toda la vida. Es probable que los implantes deban ser reemplazados por otros o removidos en algún momento.

Los implantes mamarios no impedirán la flacidez de los senos. Sobre todo después del embarazo, algunas mujeres pueden considerar una elevación de los senos, además de aumento de pecho para corregir la posible flacidez. También, dependiendo de cómo se haga, la cirugía de aumento de mama puede hacer que la lactancia materna se dificulte.

La mamografía puede ser más complicada. Cuando una persona tiene implantes, el profesional que toma las imágenes deberá tener experiencia para realizar una mamografía, sin poner en riesgo el implante, ni el sufrimiento de la mujer, ni la fidelidad de la imagen. Es posible que si tienes implantes debas realizarte otro tipo de estudios ginecológicos más precisos para detectar la posibilidad de tumores.

Deberás pagar por la cirugía. Generalmente las compañías de seguros no cubren este tipo de cirugías si no son médicamente necesaria. En ese caso, ten presente que deberás abonar los estudios previos, la cirugía en sí, el anestesist, los honorarios del cirujano plástico y la clínica.