La mamoplastia o Cirugía de Pecho

La mamoplastia es una cirugía estética capaz de producir modificaciones en el busto. Una mamoplastia podrá aumentar o reducir el volumen de los senos con el objetivo de evitar problemas de salud o mejorar la proporción física. Además podrá ser un método reconstructivo cuando por alguna enfermedad se produzcan variaciones en la mama. Cualquier mujer que goza de buena salud, y desee tener más busto (o quitar el exceso de tejido mamario) será una buena candidata a una mamoplastia.

La mamoplastia es una cirugía que se da en las mujeres, principalmente en aquellas que necesitan renovar el aspecto de sus mamas. Dentro de las mamoplastias, la más común es la mamoplastia de aumento mamario. A través de la colocación de implantes mamarios en la zona del pecho se puede lograr aumentar el volumen de los pechos. Algunas mujeres pueden sufrir su falta de mamas, viéndose poco atractivas. En estas mujeres, una cirugía de aumento de mamas puede mejorar su imagen y la confianza en sí mismas.

La cirugía de la mamoplastia podría durar entre 1 y 3 horas, dependiendo del tipo de mamoplastia que vaya a realizarse. Normalmente los profesionales suelen utilizar una anestesia local, aunque según la complejidad del caso podrán aplicar anestesia general. Una cirugía de pecho suele ser una operación sencilla por la que no es necesario internación. Los cuidados pososperatorios más importantes tienen que ver con no realizar ejercicios físicos extremos y cuidar las pequeñas suturas.

En los últimos años, el aumento de mama ha sido uno de los tipos de cirugía estética más populares entre las mujeres en los Estados Unidos. Si estás considerando someterte a una mamoplastia, asegúrate de comprender plenamente lo que implica la cirugía, establecer expectativas realistas y considerar los posibles riesgos y complicaciones que están asociados con los implantes mamarios.